“Hace un año, desde el movimiento feminista, inundamos estas mismas calles exigiendo por nuestras vidas, contra el acoso, contra la violencia. Marchamos desde el silencio, el respeto, vestidas de negro; y también marchamos cantando, bailando y desde la diversidad de colores que hacen a nuestra América Latina, representando: a las mujeres, a las niñas, a las indígenas, a las afro, a las campesinas, a las trabajadoras, a todas juntas y unidas clamando justicia”. Así decía la proclama con la que se cerró el acto de ayer por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, convocado por Mujeres de Negro y la Intersocial Feminista. La proclama fue leída por representantes de las dos organizaciones en la explanada de la Intendencia de Montevideo (IM) ante cientos de personas, que llegaron en sendas marchas desde la explanada de la Universidad de la República y la plaza Independencia. Ambas columnas tuvieron consignas distintas pero complementarias: la de la primera –en la que se cantaron consignas, se aplaudió y se gritó– fue “Femicidios, responsabilidad de Estado”, y la de la otra –que se desarrolló en silencio, como es costumbre en las movilizaciones de Mujeres de Negro–, “Nuestro silencio no concede, reclama”.

Foto: Natalia Rovira
Foto: Natalia Rovira

Una mujer, vestida de blanco y con los ojos vendados representando a la justicia, encabezaba la movilización de Mujeres de Negro; del otro lado, integrantes de la Intersocial arengaban: “Alerta, alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina”. Quienes marcharon 12 cuadras desde la Universidad cantaron contra el machismo, reclamando a la Justicia y el Estado responsabilidad por los asesinatos de mujeres. El violeta y el negro fueron el color dominante en la ropa, el pelo y hasta la cara. Fue una marcha tranquila y sin incidentes: los únicos policías que se vieron fueron cuatro que custodiaban la iglesia del Cordón.

Pasadas las 19.30. Quienes participaron en las dos columnas confluyeron y se mantuvieron en silencio hasta que comenzó el acto. “Hoy nuestra marcha es con los ojos vendados, simbolizando la ceguera de la Justicia ante los femicidios. 2018 fue un año terrible: 26 femicidios, seis casos sin resolver y 40.000 denuncias [...] Tenemos una ley [de Violencia hacia las Mujeres Basada en Género] sin presupuestar. [Tenemos] una Justicia ciega que no termina de proteger la vida de las mujeres. Si bien la ley se aprobó en diciembre [de 2017] y fue reglamentada en febrero [de 2018], seguimos esperando los recursos”, leyó una de las representantes de las organizaciones. Además de capacitación para los trabajadores de las instituciones de salud, demandaron que los operadores del Poder Judicial “se formen y se sensibilicen” sobre la violencia de género. “Pedimos elaboración de planes departamentales para el cumplimiento de la ley y un sistema de justicia que no revictimice a las víctimas y a sus hijos e hijas”, añadieron. También afirmaron que todavía “tenemos una sociedad que es reacia a comprender en su totalidad que la violencia hacia las mujeres es responsabilidad de todos y todas. No es fácil salir de la violencia, y hay que decirles que se puede, pero nunca solas. Los hombres tienen que pensar que han venido de una mujer; no queremos más niños ni niñas huérfanos”.

Foto: Mariana Greif
Foto: Mariana Greif

En la segunda parte de la proclama también se reclamó que el sistema asegure los servicios de salud sexual y reproductiva, “más allá de quienes presentan objeciones de conciencia”, reconociendo “la condición de mujer para las compañeras en situación de discapacidad y su derecho a la misma libertad de elección que todas las mujeres”. “Un sistema de salud que asegure la posibilidad de acompañar la construcción de la maternidad como decisión sin violentarnos. La maternidad será deseada o no será”, afirmaron. Pidieron “aborto legal para todas las mujeres migrantes”, y poner fin “a la violencia racista y sexista en los espacios institucionales; a los discursos de odio que alimentan la violencia contra las personas trans y de la diversidad sexual”.

Fenómeno social

Varios políticos participaron en el acto de ayer. Marchó desde la explanada de la Universidad el intendente de Montevideo y precandidato del Frente Amplio (FA) Daniel Martínez. La ministra de Industria, Energía y Minería y también precandidata del FA, Carolina Cosse, estuvo en el acto final. Por su parte, la presidenta del Directorio del Partido Nacional, Beatriz Argimón, estuvo en la columna que partió de la plaza Independencia. “Hay que desterrar [la violencia]. No es buena para todos nosotros, hombres, mujeres o lo que sea. No es bueno este fenómeno social, no le hace bien a nuestra sociedad ni forma parte del futuro que tenemos que construir”, dijo Cosse.
Foto: Natalia Rovira
Foto: Natalia Rovira
Foto: Mariana Greif
Foto: Mariana Greif
Foto: Natalia Rovira
Foto: Natalia Rovira
Foto: Natalia Rovira
Foto: Natalia Rovira

Seguir leyendo sobre el tema:

Mujeres de negro: la historia del colectivo de mujeres que milita contra la violencia de género en fotos

Mujeres marcharon en todo el mundo contra la violencia de género