Jacqueline tenía 34 años y vivía en Paso de la Arena. Fue asesinada por su pareja, de 52 años. Estaban casados desde hacía varios años y habían llegado desde Cuba hace tres meses. Ambos trabajaban en Avícola del Oeste.

Avisó a su yerno y a su hija mediante un mensaje de texto el crimen cometido. “Agarré a Jaqueline por el pelo y la maté", decía. Su yerno avisó a la Policía. Encontraron el cuerpo de Jacqueline debajo de la cama en avanzado estado de descomposición. Producto del deterioro, se aguarda la autopsia para saber cómo fue asesinada. El femicida estuvo prófugo y fue capturado en Melo. Se espera su formalización.

El primer femicidio del año ocurrió el último día del mes de enero, a punto de completarse un mes completo sin femicidios, algo que no sucedía desde hace mucho tiempo. La tendencia de denuncias de violencia doméstica se mantiene. Sólo en la primera quincena del mes hubo 1.900 denuncias.