La Asamblea Nacional de Ecuador rechazó una reforma al Código Penal que buscaba ampliar las causales para poder abortar en casos de violación, incesto, malformaciones letales del feto e inseminación artificial no consentida. Con la decisión, el Legislativo ecuatoriano eligió mantener la actual legislación, vigente desde 1938, que permite el aborto sólo cuando el embarazo pone en peligro la vida de la persona gestante o es consecuencia de la violación a una persona con discapacidad intelectual. Fuera de esas situaciones, el aborto está prohibido y penalizado con hasta dos años de cárcel.

Las organizaciones ecuatorianas que promueven y apoyan la iniciativa ya adelantaron que acudirán a otros mecanismos para lograr la despenalización del aborto en los casos de violación, como la presentación de recursos ante la Corte Constitucional, informó la agencia de noticias Prensa Latina. Este miércoles decenas de representantes de colectivos feministas y de defensa de los derechos humanos protestaron en Quito para repudiar la votación parlamentaria. Las mujeres, muchas de ellas con pañuelos verdes atados en sus cuellos y puños, instalaron alrededor del recinto legislativo un “Muro de la Vergüenza” formado con imágenes de los rostros de los 59 legisladores que rechazaron la modificación al Código Penal. “Asesinos son ustedes, en abortos clandestinos las que mueren son mujeres” y “Niñas sí, madres no” fueron algunas de las consignas más repetidas en cantos y pancartas.

Foto: Rodrigo Buendía, AFP.
Foto: Rodrigo Buendía, AFP.

Más de 20.000 niñas y adolescentes menores de 14 años parieron en Ecuador entre 2008 y 2018, de acuerdo a datos oficiales relevados por la agencia de noticias Efe. Según organizaciones vinculadas al tema, todas fueron atendidas en el sistema de salud y la única respuesta que recibieron fue la de continuar el embarazo y, por lo tanto, fueron obligadas a ser madres. En 80% de los casos atendidos, los embarazos eran producto de abusos sexuales en el entorno familiar, en la escuela o en su comunidad religiosa.

El Plan Nacional de Salud Sexual y Reproductiva 2017-2021 de Ecuador estableció que este es el tercer país en la región con la tasa más alta de embarazos entre niñas y adolescentes de diez a 19 años, detrás de Nicaragua y República Dominicana.

Foto: Rodrigo Buendía, AFP.
Foto: Rodrigo Buendía, AFP.

.