Este miércoles se cumplen cinco años de la primera movilización contra los femicidios convocada en Argentina bajo la consigna “Ni una menos”, que desde entonces se convirtió en un emblema de la lucha de los feminismos latinoamericanos contra toda forma de violencia machista. El pedido es claro y concreto: que dejen de matar a las mujeres por el hecho de ser mujeres. “Vivas nos queremos”, repiten todos los años los carteles y las gargantas. Vivas, libres y sin miedo.

La antesala del #NiUnaMenos de este año es particular por varias razones. A nivel general, porque se produce en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19. Esto obliga a que muchas de las convocatorias –incluida la argentina– sean a manifestarse desde las casas, con las redes sociales como principales amplificadoras de las reivindicaciones. El contexto sanitario también importa y se hace relevante en una jornada como la de hoy por el impacto que ha tenido y tiene el confinamiento en el recrudecimiento de la violencia de género.

En Argentina, por ejemplo, hubo 57 femicidios entre el 20 de marzo –día en que empezó a regir la cuarentena obligatoria– y el 28 de mayo, según el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, elaborado por la organización civil La Casa del Encuentro. En 71% de los casos, las mujeres fueron asesinadas en sus propias casas.

En Uruguay, el #NiUnaMenos también llega en un escenario particular. El Instituto Nacional de las Mujeres advirtió que el número de llamadas a la línea de atención y asesoramiento aumentó 80% durante los dos primeros meses del aislamiento voluntario, al tiempo que las denuncias policiales bajaron, lo cual demuestra los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en este contexto a la hora de denunciar.

Pero además la jornada de visibilización de los femicidios se desarrolla dos días después de que Uruguay registrara cinco casos de violencia de género en menos de 72 horas. Entre el viernes de noche y el lunes de tarde hubo en distintos departamentos del país dos femicidios, dos tentativas de femicidio y dos femicidios por conexión. Estos dos últimos corresponden al asesinato de una niña y un niño por parte de su padre para provocarle daño a la madre, su ex pareja, quien ya lo había denunciado por violencia doméstica. Dos de los agresores se suicidaron.

Desde que empezó el año hubo siete femicidios en Uruguay, a los que se suman los dos femicidios por conexión. El primero ocurrió el 23 de febrero en la localidad de Nico Pérez, en Florida: Gabriela Pintos tenía 29 años y fue asesinada de un golpe en la cabeza por su pareja, un hombre de 25 años que se suicidó después de la agresión. Los otros cuatro casos tuvieron lugar en el correr de diez días durante el mes de marzo.

Al escenario actual de violencia machista se suma la Operación Océano, que investiga un caso de explotación sexual de adolescentes en el que están involucrados hombres vinculados al poder político, económico y jurídico. Los feminismos también dicen hoy “ni una menos por explotación sexual” y “ni una menos en manos de la trata”, dos problemas que afectan mayoritariamente a niñas, adolescentes y mujeres y que, si bien hoy están en el tapete a raíz de este caso, son estructurales.

En las redes y en las calles

La principal convocatoria de este #NiUnaMenos en Montevideo es la liderada por los colectivos feministas ¿Dónde están nuestras gurisas?, Bloque Antirracista, Pan y Rosas Uruguay y el Taller por la Liberación de la Mujer Célica Gómez, que convocan a movilizarse específicamente contra la trata y la explotación sexual. El llamado es a concentrarse a partir de las 17.00 en la plaza Independencia para marchar hacia la plaza Libertad. Debido al contexto de emergencia sanitaria, la convocatoria es también virtual: las organizadoras piden que quienes no quieran o no puedan asistir acompañen la movilización con los hashtags #NiUnaMenosUy y #NoEstánPerdidas.

“Puntualmente, en esta movilización, lo que nosotras estamos denunciando es la existencia de redes de trata y explotación sexual, la complicidad del sistema político y la inoperancia del sistema judicial tanto en la investigación como en la penalización de estos hechos”, explicó María Delia, representante de ¿Dónde están nuestras gurisas?, a la diaria. La activista recordó que Uruguay aprobó en 2018 una ley “bastante completa” contra la trata que le da a la Justicia “una cantidad de herramientas y de potestades para la investigación de los casos de mujeres desaparecidas, cuando se presume que su desaparición está en manos de estas redes de explotación sexual”, pero que no se ha puesto en práctica. “Primero porque no hay financiación, pero el sistema judicial tampoco la tiene en cuenta incluso en muchos aspectos que no requieren financiación”, argumentó Delia, y puso como ejemplo el poco seguimiento que se hace de los casos denunciados.

La marcha se enmarca en las actividades del 3 de junio porque, pese a que las convocantes no ponen el foco específicamente en los femicidios, reclaman el “ni una menos por estar desaparecida”. Al mismo tiempo, puntualizó Delia, “muchos casos de mujeres desaparecidas en manos de redes de trata y explotación sexual han terminado en femicidio, porque muchas de ellas han aparecido muertas”. “Nos parece que este tema nos interpela como sociedad”, agregó, “porque son las mujeres más jóvenes y vulnerables las que caen en manos de estas redes, que están amparadas por una cultura que nos toma a las mujeres y a nuestros cuerpos como una mercancía”.

A lo largo de la intervención habrá distintas intervenciones artísticas, incluida una batucada liderada por las activistas afrofeministas del Bloque Antirracista. “La idea es poner nuestros cuerpos en la calle, tocar y hacer algunos cánticos para visibilizar nuestra lucha”, explicó a la diaria Gabriela Lima, una de las integrantes. “Así como decimos que la lucha antirracista es de todos, también entendemos que la lucha contra los femicidios, la trata y los abusos sexuales es de todas y debemos apoyar”, agregó.

Lima consideró que las mujeres afro son de las más “expuestas” a las redes de trata y explotación sexual y se encuentran en “la línea de mayor debilidad”. La activista dijo que “la Justicia pareciera que no fuera la misma” para las mujeres afro que están “en los lugares más carenciados”, como al norte del país, cerca de la frontera seca, y en otros lugares del interior, “porque las institucionalidades hacen un pacto de silencio” y las que denuncian “quedan solas y muchas veces expuestas”. “Somos víctimas de esta institucionalidad, que en vez de ampararnos y protegernos termina siendo nuestra principal enemiga”, aseguró.

Por otra parte, Lima reivindicó la misión del Bloque Antirracista de visibilizar las voces de las mujeres afro dentro del movimiento feminista uruguayo, un objetivo que persiguen desde que se constituyó el colectivo, de cara al pasado 8 de marzo. “La idea del bloque es poder tener nuestra propia voz, hablar de nuestras particularidades, de nuestras debilidades, de lo que es el racismo estructural e institucional”, puntualizó. “Poder contar desde estos cuerpos racializados que habitamos lo que nos sucede a nosotras por ser mujeres, afro y, además, feministas”.

“Las verdaderas urgencias”

La plaza Independencia será este miércoles el punto de convergencia para otras actividades convocadas por colectivos feministas y organizaciones sociales. En esa línea, la Coordinadora de Feminismos convocó a una nueva alerta feminista para repudiar los femicidios de los últimos días, los ocurridos desde que comenzó el año y “las desapariciones por trata y explotación sexual”. Será a la misma hora y en el mismo lugar que la otra movilización para no interferir (ver recuadro).

El Movimiento Urgente también se sumó a la convocatoria en la plaza e invitó además a “descentralizar las acciones” para que, en el marco de la emergencia sanitaria, el #NiUnaMenos encuentre a mujeres y disidencias “en cada barrio, en cada casa, en cada balcón, en cada red, juntas y en manada, reivindicando nuestras verdaderas urgencias”, según se lee en el material publicado en redes sociales.

Esas “urgencias” tienen que ver con “la crisis humanitaria, económica y social a causa de la pandemia de covid-19”, que también profundizó una “precarización laboral que afecta fundamentalmente a las mujeres y disidencias”, asegura la plataforma. A esa situación se suma “el debate parlamentario que en tan sólo 90 días busca aprobar una ley de urgente consideración [LUC], un proyecto de más de 500 artículos que no contempla las verdaderas urgencias que tenemos las mujeres, atentando contra las libertades y derechos conquistados históricamente por el movimiento social organizado”. 

El Movimiento Urgente es una red de personas, organizaciones y colectivos que comenzó a reunirse en febrero para discutir, reflexionar y actuar contra la LUC, que, según entienden, “atenta contra los derechos y la democracia”. Dicen en las redes: “Urgente es que esta ley sea analizada, estudiada y acordada en diálogo con la ciudadanía uruguaya, respetando la trayectoria democrática y política del país. Nos urge construir y afirmar una ética que contemple y atienda las condiciones vitales de aquellos sectores de la población en situación de mayor vulnerabilidad. Hoy nuestra Urgencia es la igualdad de derechos y oportunidades para todes”.

Una de las organizaciones participantes es el Bloque Antirracista, que dentro del movimiento apunta a visibilizar la ausencia de políticas dirigidas a la población afro dentro del proyecto de ley. “Nos preocupa que no se aborde la situación de la población afro en los más de 500 artículos que tiene la ley”, explicó Lima. Agregó: “Venimos a pronunciarnos porque no queremos que se profundice nuestra invisibilización histórica y tampoco que desaparezcan organismos o políticas sociales y estrategias que inciden directamente con la población afro”.

Actividades convocadas en Uruguay

  • Salto: “Ni Una Menos. Vivas y libres nos queremos”. Concentración en la plaza Artigas a las 10.00. Convoca: 8M Salto.
  • Costa canaria (Canelones): “Ni Una Menos”. Marcha a partir de las 18.00 desde Giannattasio y Secco García hasta la plaza 8 de Marzo. Convoca: Mujeres en Alerta de la Costa.
  • Maldonado: “Ni Una Menos”. A las 15.00, muestra fotográfica en la plaza San Fernando. A partir de las 17.00, intervención artística de mujeres autoconvocadas. Convoca: Red Feminista de Maldonado.
  • Montevideo: “Ni una menos por explotación sexual. Ni una menos en manos de la trata”. Marcha desde la plaza Independencia a la plaza Libertad a partir de las 17.00. Convocan: ¿Dónde están nuestras gurisas?, Bloque Antirracista, Pan y Rosas Uruguay, Taller por la Liberación de la Mujer Célica Gómez.
  • Montevideo: Alerta feminista. También en la plaza Independencia, a las 17.00.
  • Soriano: “¿Cómo le salimos a la crisis desde y hacia los feminismos?”. Ronda de reflexión y conversación con la periodista Azul Cordo, vía Zoom, a las 19.30. Convoca: Colectivo BIBI - Ni Una Menos.
  • Bella Unión (Artigas): “Alerta feminista #NiUnaMenos”. Marcha “virtual” contra los femicidios. Convocan: Feministas de Bella Unión.